Namecoin

Namecoin. ¿La tercera en discordia?

Si bien están claros los papeles de Bitcoin y Litecoin como primera y segunda monedas digitales, tanto en capitalización como en aceptación, hay muchos competidores por el tercer puesto. Recientemente Namecoin ha saltado en BTC-e por lo que podría acabar asumiendo este papel.

Namecoin (símbolo NMC) se basa en Bitcoin como prácticamente todas las monedas virtuales, pero tiene varias particularidades. La más relevante quizás es que su protocolo implementa una resolución de nombres similar al DNS de TCP/IP. Los creadores incluyeron esta funcionalidad para dificultar el control de la moneda por parte de organismos centralizadores, en concreto pensando en el ICANN de Internet. La idea gustó tanto que en Junio del 2011 Wikileaks comenzó a respaldar la moneda.

Como en Bitcoin hay 21 millones potenciales de monedas divisibles en principio hasta el octavo decimal. Se basa en el SHA256 para los hashes, también al igual que bitcoin, y esto permite el “merged mining”, es decir, los mineros bitcoin pueden cambiar y minar esta moneda sin apenas cambios, o incluso minar simultaneamente.

Como consecuencia del sistema DNS incorporado existe el concepto de dominio Namecoin, un nombre traducible a una IP por el sistema Namecoin en lugar del DNS. Al parecer estos dominios están en venta y son baratos, aunque sólo pueden ser vistos por los ordenadores que se conecten a la red Namecoin en lugar de a los DNS de su proveedor de internet

Namecoin actualmente no tiene mucho volumen de negociación y esto hace que su valor dependa del broker en el que trabajamos. Una gráfica comparando los tres mayores se encuentra aquí

Namecoin Charts

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: